miércoles, 29 de abril de 2009

EDUKACION

En su discurso de investidura, el actual presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, al exponer las que serían las líneas de actuación de su gobierno, subrayó que la Educación (así, con mayúsculas) sería el “eje vertebrador” de las políticas sociales y económicas que piensa poner en marcha en los próximos meses. Ahí es nada. El Presidente, apostó por que la Educación sea el “motor de cambio e igualdad de oportunidades”. En estos tiempos de crisis, resulta alentador oír estas cosas y solo queda que, en la planificación del próximo curso escolar, se note claramente un nuevo impulso.

María del Mar Moreno, una política experimentada en cargos de alta responsabilidad y “fichaje estrella” junto a Rosa Aguilar, va a estar al frente de la Consejería de Educación, por lo que cabe esperar también cambios sustanciales, si de verdad se quiere dar un impulso efectivo a lo educativo.

Esta tarde, cuando al pasar por Vallesequillo vi la pintada que ilustra este post, sentí que algo (mejor dicho “bastante”) debíamos estar haciendo mal (los centros, las familias, los profesores, la administración, los políticos, los chavales…”la tribu entera” esa, de la que habla Marinas) para que el fracaso escolar esté en las tasas más elevadas que se recuerdan, como sucede con las cifras del paro.

“Nos edukáis para comer vuestros mismos herrores” decía, con ironía y con cierta gracia la pinada, que me cayo como un misil en la línea de flotación de mis muchas dudas. Me consolé pensando que para el nuevo equipo de gobierno de la Junta de Andalucía, la “edukación ba a ser el ehe bertevrador”. “Hojala que no se ekiboken”

viernes, 24 de abril de 2009

Levántate

Tremenda lección de vida... Si crees que ya intentaste lo suficiente y no puedes,observa este vídeo
video

miércoles, 22 de abril de 2009

En el Día del libro....

Eduardo Haro Tecglen, periodista y escritor ya desaparecido, nos dejaba en el Diario El País, columnas como la que escribió en la sección Visto/Oído el 23 de Abril de 1999:

AH, EL LIBRO


Miles de libros me rodean en el Día del Libro: he intentado despegarme de algunos, he enviado muchos a bibliotecas, me he dejado robar benévolamente- mejor que el libro circule a que se estanque-, pero me es imposible. Yo soy una de esas personas a las que generalmente se vitupera desde los fortines donde moran los resabios de los regímenes duros, mantenidos por los viriles y fuertes guerreros de otros tiempos; Soy, digo, sentimental, pacifista, nostálgico, blando intelectualoide, y ocurre que en cada libro tengo puesta parte de mi pequeña crónica. A veces es sólo por el objeto: aquel que compré en el puestecillo que ya no está; por la dedicatoria de quien no vive y dejó ese regalo de pensamiento, alto o mediocre, qué mas da. Por la página que busco para ceremoniarme en una cita (cada vez que lo hago de memoria, me equivoco, y los perros antiguos se me echan encima).
¿Cómo voy a tirar este otro libro, si es el peor del mundo?. Tiene un valor....¡ Cuántos libros malos se han hecho!. Me acuerdo de las detestables vidas de santos que acapararon las primeras imprentas del mismísimo Gutemberg, cuando los tres poderes tenían que dar sus permisos para sus ediciones, y destruían lo bueno: aún publicados, los quemaban ( y a veces al autor). Pero cuántos entre sus líneas han ido metiendo la sabiduría perseguida, el pensamiento perseguido. "No hay libro malo", dicen quienes lo beatifican. No es verdad: hay muchos más libros malos que buenos, porque nuestra sociedad está hecha así, desde el fondo de los tiempos. Pero la idea " libro" es buena, y sana, y mejor que la de no-libro. Como creo que el lectos es mejor que el no-lector.
Ya de niño, los viriles jugadores de fútbol del patio del colegio nos reprochaban a los que preferíamos el libro a la misteriosa pelota- digo misteriosa por su capacidad de hipnosis y de adhesión de sectas, nacionalidades, pueblecillos-, a los que nos acercábamos a las chicas en vez de a su obscenidad infantil de la palabrota y la grosería. Todavía tengo libros de entonces. Ya no los lee nadie, ya ni siquira tienen valor didáctico, ni venal, y cada uno de sus versos es malo en sí mismo, y sus ilustraciones son dibujos horrorosos. Y están medio desechos por las mudanzas, las catástrofes familiares y nacionales, los viajes, los manoseos.
Pero ¿ Quién lo tira si es un trozo de uno mismo? ¿ Quién tira un recuerdo, una palabrilla graciosa, el tarareo de una canción con la letra medio olvidada, o la sombra de unas pestañas sobre unos ojos negros, azules, dorados o simplemente de color de ojo?
..............
Me gustó esta columna y esa es la razón de traerla a esta página diez años después. Para rescatar sus palabras y hacerlas presente... otro 23 de Abril, Día del Libro.


miércoles, 15 de abril de 2009

Catenarias

Lo hemos leído estos días. En Sevilla, al igual que otros años, se ha desmontado durante quince días la catenaria del tranvía para que pasen las procesiones de Semana Santa.
Hemos leído lo que cuesta (un dineral), y que ese gasto habrá que hacerlo todos los años, por más que temporalmente lo ha asumido una empresa privada (¡qué generosos!)… Hemos recordado que aquí se remodeló una esquina de un casa en la calle Santa Isabel para que maniobraran mejor los pasos, que se desmontó el balcón de una vivienda en la calle Bizcocheros para que pasaran mejor los pasos… Hemos leído que se está haciendo un estudio para que el futuro tranvía de Jerez pase por las calles del centro, por esas mismas calles que pasan luego las procesiones, que se encontrarán con las catenarias… Se sabe que hay tranvías que funcionan con baterías y que no necesitan las dichosas catenarias. Si, son mucho más caros, pero no pasa nada… Y al llegar aquí hemos pensado… Si, exactamente eso mismo que piensan ustedes…
La foto es de abc de Sevilla del 25-03-09

sábado, 11 de abril de 2009

Recordando a Paco Fernández Pózar: Un utópico de la educación

(A veces, 20 años.... si son demasiados...)


Nació en Úbeda en plena Guerra Civil. Nos abandonó a toda la comunidad educativa de la provincia de Cádiz un doce de abril de 1989, tempranamente, a los 51 años. De ello hace mañana domingo, por tanto, veinte años.
Francisco Fernández Pózar, Paco, fue Maestro, Pedagogo y Diplomado en Psicología. Inspector de Educación. No fue eso, sin embargo, lo más importante en mi recuerdo, a pesar de su orgullo como Maestro. En su faceta como Inspector, tuvimos la enorme suerte de conocerle y aprender de él, y con él, cuando en 1977 con 39 años llegó a Jerez.
Tiempos de transición política recién comenzada... amplias miras y enormes deseos de creer posibles las utopías. Ese fue su gran legado.
Nos dejó los talleres de Cultura Andaluza, sus estudios sobre Evaluación, Técnicas de Estudio, Educación Preescolar ( primer peldaño y fundamental de la escalera educativa). Creyó, y alentó, en los iniciados Consejos Escolares, como lugares de encuentro y toma de decisiones de cada comunidad educativa.
A través de múltiples Jornadas ( Encuentros celebrados en el auditorio de la Caja de Ahorros de Jerez) y de las Escuelas de Verano, fomentó el debate, la ilusión, el trabajo en grupo, la comunicación,...
Supo hacer del riesgo una virtud y un acicate. Innovación, creaatividad y renovación fueron sus referentes. A pie de obra, con la mano siempre tendida y la sonrisa permanente. Alentó iniciativas, saltándose, si era necesario, el ceñido corsé de la burocracia, por entones, incipiente. Así fue como surgió en 1979 ( ¡Hace treinta años!), el Centro de Adaptación para alumnos y alumnas como respuesta al fracaso en los estudios reglados de la EGB. Fue en las aulas prefabricadas de S. Benito, pasando posteriormente por el que iba a ser entonces nuevo parvulario de S. Joaquín, y acabar siendo el Centro Giner de los Rios en la C/ Vicario hasta el curso 96/97. Sin trabas legales. Simplemente era necesario.
Muchas promociones de alumnos y alumnas encontraron en aquella iniciativa pionera, su reencuentro sosegado con el mundo educativo y su posterior salida profesional. Guardan un gran recuerdo de aquello, como todos los compañeros y compañeras que participamos, a veces contra viento y marea, en dicha iniciativa. Paco Fernández Pózar fue el motor de aquello. Fui testigo directo de la decisión.
Con su buen hacer, su simpatía y sobre todo su optimismo y su vitalidad, nos hizo creer y vivir, en nuestros comienzos profesionales, que todo... era posible. Sin abandonar nunca la utopía en el día a día.
Aprendimos, entonces, que sólo la educación, es el motor auténtico de una sociedad que mira a su futuro. Una educación sostenida y empujada por el Estado (ferviente defensor de la Enseñanza Pública), a través no sólo del profesorado, sino también de las familias .
En estos tiempos zigzagueantes, a veces con tonalidades grises y llenos de envoltorios huecos, donde la burocracia nos ha inundado hasta las tejas,..... recordar a Paco Fernández Pózar, es seguir apostando por todo aquello que nos legó a través de sus trabajos, impregnados de utopía, siempre necesaria, y de seguir creyendo, decididamente, que todo es posible. Ahora, tal vez de nuevo, más que nunca. Como nos decía Paco a veces... es intentando lo imposible como se realiza lo posible.

jueves, 9 de abril de 2009

La "tribu" y la Educación

“Para educar a un niño hace la falta la tribu entera”. Así reza un proverbio africano que ha hecho célebre el filósofo José Antonio Marina con el que quiere poner de relieve que la educación es tarea de todos. Y todos son las familias, el profesorado, los grupos de iguales, los medios de comunicación, las administraciones, las asociaciones y colectivos, las iglesias, el ejemplo de las personas que se dedican a la política, la sociedad en suma… Esta tribu heterogénea y plural que no debe conocer el proverbio y que parece estar ocupada con otras muchas cosas (fútbol, ferias, rocíos, semanas santas, política…). Y así no es de extrañar que la educación termine por estar en un segundo plano, alejada de los problemas que verdaderamente interesan a la ciudadanía.

En los centros educativos nos hicimos la ilusión de que, ante los graves problemas que nos afectan, “la tribu” volvería a centrar su mirada en lo educativo. Pero no ha sido así y lo cierto es que nos conformaríamos con que las familias (al menos las familias) echaran una mano. Pese a la colaboración activa de muchas AMPAS y de la FLAMPA, lo cierto es que se echa de menos una colaboración más activa de los padres (las madres se interesan mucho más) en la educación de los hijos.

“La educación lo es todo”. Así de contundente lo manifestaba un anuncio de televisión (que vimos también en vallas publicitarias) con el que la FAD quería llamar la atención sobre la importancia de la educación en la prevención de la drogadicción. Y en todo lo demás. Así lo repitieron después, aprovechando la estela de estos mensajes claros y rotundos, los distintos partidos políticos que concurrieron a las elecciones. Así lo repitieron, pero cando todos esperábamos que por fin se volcaran los recursos necesarios en la Educación, se enredaron luego con la Educación para la Ciudadanía, con la Religión en la escuela, con las Pruebas de Diagnóstico, con los informes PISA… Y ni la “tribu”, ni los jefes de la “tribu”, llegaron a ocuparse de lo importante: que el “fracaso” escolar aumenta y que se precisa la ayuda de todos para mejorar la Educación. El Ayuntamiento de Jerez, a través de una interesante iniciativa -“Jerez Ciudad Educadora”- parece querer recuperar el viejo proverbio africano, pero para ello necesita más medios, más iniciativas, más implicación (aún conociendo la limitación de sus competencias) para dinamizar la “tribu” de Jerez y ponerla toda a educar a ese niño que son todos los niños. Y habrán de contribuir también a ello las familias, y el profesorado y los medios de comunicación, que salvo las honrosas excepciones de los suplementos educativos, rara vez se ocupan de la Educación.

“…Y para educar bien a un niño, hace falta una buena tribu””. Es necesario –y urgente- que cada uno de nosotros (algunos tienen ó tenemos más responsabilidad en ello) deje de quejarse y, en la medida de sus posibilidades colabore y actúe. Es la hora de decirnos todos que, como “tribu”, habrá que dejar de tocar el tambor y de danzar en torno a la hoguera, para poner manos a la obra porque de lo contrario, el “niño”, todos los niños, van a terminar por educarse (o lo que sea) solos.

(Publicado por AGL en ojujerez.blogspot.com. El blog del Magazine mensual, independiente y 100% jerezano Ojú Jerez)

lunes, 6 de abril de 2009

¿Nos sobran muchas “cosas”?


Andando por la Sierra con unos amigos y ante las ruinas de una antigua casa comentábamos lo sobria y sencilla que era la vida de sus moradores hace unas decenas de años.
Efectivamente su vida no necesitaba de estar llena de tantas y tantas “cosas inútiles” como ahora tenemos a nuestro alrededor
Si realmente pensamos y reflexionamos seriamente sobre que “cosas” materiales e inmateriales de las que hemos ido comprando, acumulando y deseando a nuestro alrededor , en nuestras casas y en nuestras vidas nos sirven realmente para algo, veremos que nos sobran muchas de ellas.
Se supone que las adquirimos para vivir mejor , ser más felices , para ahorrarnos trabajo,, para distraernos ,…Es más , cada vez se supone que necesitamos nuevas adquisiciones para seguir nuestra vida diaria .
Si te preguntara por cinco “cosas” imprescindibles para vivir . ¿ Cuáles me dirías?
Quizás te des cuenta como yo de que la mayoría de las que tienes en tu casa y en tu vida no te sirven para nada.
Yo sin pensarlo mucho diría estas cinco : respirar , beber agua, ingerir alimentos, amor- amistad y quizás trabajo.¡ Joder , me sobran muchas ¡
Si quieres escribe en “comentarios” cuales son tus cinco

Un buen artículo...

He tenido ocasión en estos días de leer una revista escolar magníficamente editada en la que aparece un artículo titulado " Mujeres y el esfuerzo por superarse", firmado por M.J.G.L., coordinadora de coeducación y que transcribo literalmente con su permiso previo. Va dirigido al mundo escolar adolescente y es muy hermoso. Dice así:
Siempre tenemos " que demostrar más". Mi madre siempre fue muy exigente con nosotros y se lo agradezco. Eran tiempos en que en institutos y universidades empezaron a colarse muchísimas mujeres. Otras, en sus casas, fueron dándose cuenta de que el camino del cambio había que hacerlo desde la educación. Una de ellas era mi madre aunque ella no lo sabía. Sólo pensaba en que así mejoraría nuestras vidas. Mi padre estaba también de acuerdo.
Eran personas que soñaron con una vida mejor y más justa para sus hijas, sus hijos y ellas mismas.
Cuando iba al instituto, cada año que pasaba, iba perdiendo amigas y conocidas que dejaban los estudios porque tenían que trabajar en mercerías, tiendas de ropa, de zapatos, peluquerías, supermercados...
Cuando fui a la universidad, si bien las aulas se llenaron con mujeres con afán, energía y muchísimas ganas de saber, pocas eran las que llegaban al final y aún cuando lo hubieran hecho, muchísimas veces, mujeres con carreras abandonaban sus inquietudes profesionales por una dedicación exclusiva a la familia que empezaban a formar.Otras, ante un puesto de trabajo, veían sorprendidas primero y defraudadas después, cómo se lo daban a un hombre aunque tuviese un expediente académicom peor. Eran tiempos en los que se luchó mucho en el plano profesional y personal. Se fueron escalando poco a poco escalones de una sociedad fuertemente jerarquizada por un pensamiento androcéntrico de la existencia.
Nuestros compañeros también tuvieron mucho que ver en el cambio, ellos también participaron y con nuestra presencia comprendieron que el mundo mejoraría con la igualdad. Hoy día resulta normal que la alcaldesa de nuestra ciudad sea una mujer, que su opositora en el cargo, también sea una mujer. Que en el gobierno de nuestro país muchas mujeres sean ministras. Que la mujer haya accedido a profesiones totalmente vetadas, cargos importantes en grandes empresas, mujeres cirujanas, químicas, físicas, matemáticas, ingenieras, conductoras, empresarias...
¡ Con cúanta naturalidad lo asumimos! Y, ¡ Qué difíciles fueron otros tiempos!.
Sin embargo, ¿ Y en la vida privada?. la de cada casa, la de cada hogar... ¿ ha sufrido también estos cambios?. La respuesta hay que pensarla un poco más. tenemos que seguir trabajando y sólo se me ocurre una palabra esencial: Educación.
Como decía Indira Ghandi: " No depender de nadie, utilizar los recursos propios para salir adelante, no flaquear ante las dificultades y mirar siempre adelante". Ella tuvo el privilegio de poderse educar en las mejores universidades y esta educación le permitió llevar ideas a su país, para que todos alcanzasen los mismos derechos y oportunidades. Ella llegó a ser una gran Jefa de Estado en India. Y sólo os digo que es la misma palabra que mi madre tenía en mente en aquellos tiempos: Educación.
.......
Hasta aquí el artículo lleno de reflexiones, ideas y valoraciones.

jueves, 2 de abril de 2009

Canción para tiempo de crisis


En homenaje a la multitud de " gilipollas" del amor, de las finanzas domésticas, de la dignidad en el trabajo, de la política, de la utopía, de la mística ( ¿ por qué se comentaría esto?), de la misogínia ( ¿ y esto otro? ), de los piojos y las ronchas ( ¡ anda qué!), de los "gilipollas" rojos, azules, verdes,arcoiris y todos los colores... En homenaje de todos aquellos que tengan la paciencia de oirla y esbozar una sonrisa.