sábado, 25 de julio de 2015

Poemas en verano

"Salpicada de espuma, de salitre,
Desnuda, desde el mar,
viene gritando:
La vida, sí, la vida misma:
¡ Un delirio por  los prados! "
.../...

( del poema Salpicada de Espuma de Salitre.- Gabriel Celaya)



En horas de siesta, o en esas otras que despiden lentamente la tarde, hojear un libro de poemas y acercarse a alguno de ellos, es como coger un botijo de agua fresca y dejarse regar por él hasta humedecernos  y perforarnos.
En horas nocturnas de un verano fanfarrón como el que vivimos, aunque arropados  por el frescor de plantas y arbolado en un patio de luna siempre nueva, escuchar la voz del poeta dando vida a sus propios poemas, es un deleite que se me hace difícil describir. Luis García Montero nos llevó, seduciéndonos, a través del grito desnudo que es todo poema, a momentos  entrañables y vivencias cotidianas compartidas con Rafael Alberti.  
Y es que un poema, puede tener la fuerza de seducirnos, descubrirnos, desnudarnos, emocionarnos, y liberarnos con el anhelo irrefrenable de enlazar manos y acoplar mentes distintas aunque no distantes. Un poema emana sentimientos y nos agita y emociona cuando, abrazándonos, nos acerca a la verdad.
 El poeta, hombre o mujer, nos brinda y nos deja, a través de sus palabras cinceladas  convertidas en poemas, el testimonio de su ubicación  y de su mirada ante la realidad que vive y observa.
Es lo que tiene su oficio: nuestro propio placer en el encuentro.

Qué mejor, para ello, que este poema:


El Oficio del Poeta


Contemplar las palabras
sobre el papel escritas,
medirlas, sopesar
su cuerpo en el conjunto
del poema. y después,
igual que un artesano,
separarse a mirar
cómo la luz emerge
de la sutil textura.
.
Así es el viejo oficio 
del poeta, que comienza
en la idea, en el soplo
sobre el polvo infinito
de la memoria, sobre
la experiencia vivida,
la historia, los deseos,
las pasiones del hombre.
.
La materia del canto
nos la ha ofrecido el pueblo
con su voz. Devolvamos 
las palabras reunidas
a su auténtico dueño.

                                                                                                  ( José Agustín Goytisolo)


------------

* Gabriel Celaya: (Hernani, 1911- Madrid, 1991).- Poeta de la Generación de la Posguerra. Destacado representante de la poesía comprometida o poesía social. Premio nacional de las Letras Españolas 1986).
* Luis García Montero: ( Granada, 1958).- Poeta, crítico literario, Ensayista y Profesor de Literatuta en la Universidad de Granada. Premio Nacional de la Crítica ( 2003), Premio Adonais (1982). Premio Nacional de Poesía ( 1995). Desde joven militó en el PCE y desde su fundación en IU.
* Rafael Alberti: ( Puerto de Santa María, 1902- 1999).- Escritor y poeta. Perteneciente a la Generación del 27. Exiliado trás la guerra civil hasta 1977 en que volvió a España. Miembro del PCE.
* José Agustín Goytisolo: (Barcelona, 1928- 1999).- Escritor. Poeta. Perteneciente a la Generación de 1950 junto a Ángel González, Caballero Bonald, José A. Valente y Gil de Biedma entre otros. Generación con un fuerte compromiso social y político. Su conocido poema " Palabras para Julia" fue musicado y cantado, entre otros, por Paco Ibáñez.

3 comentarios:

mila romero dijo...

Fue un placer asistir al acto de presentación del libro de L.Garcia Montero,sobre todo por su coherencia y la belleza de sus palabras .El artículo lo refleja y reconoce la necesidad que tenemos de los poetas.

Antonio J. dijo...

Como decía el personaje de Skarmeta, los poetas son aquellos que acudimos para explicar nuestras necesidades con las palabras adecuadas, precisas y además con la belleza de manera que su significado crece exponencialmente, y como botón de muestra las poesías que seleccionas.

JAEM dijo...

Muchas gracias por vuestra lectura de la entrada y por vuestros comentarios.
Me quedo con algo en común en vuestros escritos: la necesidad de acudir a los poetas y la necesidad que tienen ellos de fundirse con los lectores. Skármeta, lo define con absoluta precisión.