martes, 3 de marzo de 2009

La educación en el mundo rural: un paso atrás

Los habitantes del mundo rural han venido soportando muchas dificultades que, victimismos aparte, les han situado como “ciudadanos de segunda” en relación a quienes viven en la ciudad. Problemas de transporte público y carreteras, centros de salud y atención médica, acceso a las TIC, a la cultura y al ocio, carencia de viviendas de protección oficial, de servicios sociales básicos y de atención a la dependencia… son cuestiones que también preocupan a quienes residen en ciudades y poblaciones de mediana extensión, pero que se agravan para quienes habitan en barriadas rurales o pueblos pequeños.
En el caso de las pedanías de Jerez, a muchos de estos problemas se ha venido a sumar uno nuevo: “el paso atrás” que la Consejería de Educación va a dar con la retirada de los cursos de Primero y Segundo de E.S.O. de mucho Colegios rurales. De nuevo el transporte escolar, de nuevo nuestros pequeños “arrancados de los pueblos” para cursar estudios correspondientes a la escolaridad obligatoria y básica. Un paso atrás que se da con los más desfavorecidos, desde criterios exclusivamente economicistas, que saltan ahora por encima de los de carácter social. Los escolares de Torrecera, (los primeros) a los que seguirán más adelante los de El Torno, Estella, Gibalbín, N. Jarilla, La Ina, Lomopardo, Cuartillos… aprenderán que vivir en el medio rural va a suponer también, con esta medida, un hándicap para educarse en igualdad de condiciones. Quienes apostamos por la educación publica como factor compensador de las desigualdades, no podemos entender que este tipo de medidas tengan cabida en políticas progresistas y de izquierdas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Y lo que nos falta por ver!Los más desfavorecidos nunca se sientan a la mesa. Ni en épocas de grandes banquetes, ni ni como ahora en comidas más austeras. Siempre las migajas. Buenas o malas, pero migajas al fín y al cabo.¡Qué cinismo!. JAEM

Fernandez dijo...

UN PROFESOR OPOSITOR, PODRIA DESPLAZARSE AL PUEBLO Y DAR CLASE SI ES POSIBLE, EN LA JUNTA DEL AYANTAMIENTO O EN EL SALON DE LA IGLESIA, SIEMPRE HAY SOLUCION A
ESTOS ASUNTOS.

Anónimo dijo...

Por lo menos en algunos pueblos se mantienen los colegios si se van a vivir más gente.. ¿Se mantendrían estos estudios si se garantizase un mínimo de alumnos? ¿Estaría la Junta dispuesta a eso?